goals22

Sprint Planning GTD para los objetivos del 2015


En la metodología ágil de desarrollo de software Scrum existe una ceremonia llamada Sprint Planning, en la que los miembros del equipo Scrum eligen mediante la ayuda de la figura del Product Owner qué historias serán las que se acometerán en el próximo periodo de Sprint. El Product Owner es el que establece la prioridad de las historias y el equipo es el que elige hasta qué punto se compromete a acabar en el próximo periodo.

sprint planning

Fuente: http://www.agilebuddha.com

Visto el resultado de la consecución de los objetivos establecidos para 2014, voy a aprovechar la experiencia positiva de Scrum para aplicarla a la esta vez sí consecución de mis objetivos para 2015. Mi idea inicial es enfocar la revisión mensual ya existente en mi sistema GTD como una reunión de Sprint Planning de Scrum.

Lo primero sería establecer los periodos de Sprint, de momento seguirá siendo una sesión mensual, por lo tanto los Sprints serán de 4 semanas aproximadamente. Lo segundo, concebir los objetivos como un Backlog priorizado, en el que sea relativamente sencillo establecer nuevas prioridades y sustituir elementos si fuera necesario. De esta forma los objetivos no son una lista cerrada, sino que se comportarán como un listado de objetivos priorizados de los que iremos seleccionando a medida que tengamos disponibilidad. Así funciona también el flujo de control de GTD en realidad, donde las tareas no son prestablecidas de inicio ni tienen fecha de completado planificada, sino que son un conjunto de próximos pasos inmediatos que podemos acometer, van cambiando con el tiempo y de esa lista vamos cogiendo en tanto que estamos en el lugar adecuado (contexto), y tenemos la energía y el tiempo para completarla.

Por tanto cada 4 semanas me reuniré conmigo mismo para revisar lo siguiente:
Revisar los resultados del Sprint que acaba de terminar y devolver las tareas que no se han completado al backlog repriorizando si es necesario.
Seleccionar los objetivos que se van a acometer en el Sprint siguiente, aplicando un criterio de tiempo y energía disponible en el periodo. Por ejemplo si el Sprint siguiente es agosto y tengo 3 semanas de vacaciones no voy a seleccionar muchos objetivos ya que no los cumpliría. Debe ser un reto asumible.
Identificar posibles riesgos y dependencias de los objetivos seleccionados para este Sprint y también los que tocarían en el siguiente, de forma que podamos solucionarlos cuanto antes para seguir avanzando.
– Si es posible y aporta, podemos incluso establecer hitos intermedios y asignarles fechas objetivo para crear un clima de compromiso real que haga más factibles y trazables los objetivos. Sobre todo con objetivos que se aborden en más de un Sprint.

Mi idea es utilizar esta aproximación ágil que tan bien funciona en proyectos para conseguir que los mismos principios me ayuden para la consecución de mis objetivos. Hasta ahora lo que me ha pasado es que me costaba avanzar en los objetivos y las reuniones de revisión mensual de GTD, si tenía tiempo de celebrarlas, se convertían en revisiones semanales en las que repasaba los objetivos y veía que no avanzaba lo que me había propuesto. En la segunda parte del año el resultado todavía era peor, pues como los objetivos cada vez parecían más lejos de conseguirse, todavía existía más reticencia y sensación de fracaso a la hora de revisar esos objetivos.

Como próximos pasos si la estrategia me sale bien, podría incorporar otros componentes de Scrum a mis Sprints:
– Separar la parte de Sprint Review, en el que revisaría los resultados obtenidos en el Sprint pasado
– Separar la parte de Grooming, donde seleccionaría los siguientes objetivos a la vista y los trocearía en tareas más pequeñas para tener una idea más clara de qué implican a la hora de meterlos en un Sprint
– La retrospectiva para aprender del último Sprint y aplicar alguna mejora para el siguiente
– La reunión diaria ¿conmigo mismo?

Ya os comentaré los resultados a medida que vaya acumulando experiencias, si os interesa el tema estad atentos al blog. Felices fiestas a todos.

También te puede interesar...

Resumen Clean Code Este verano he releído uno de los libros de referencia de todo buen programador. Se trata de "Clean Code", de Robert C. Martin (o más conocido como Un...
Resumen Lean Software Development El libro Lean Software Development de Mary y Tom Poppendieck es una lectura obligatoria para todos aquellos que quieran entender muchos de los princip...
Resumen User Stories Applied de Mike Cohn ¿Qué es una historia de usuario?¿qué elementos debe cumplir?¿cómo se crean? El libro User Stories Applied de Mike Cohn nos da respuesta a éstas y c...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 ideas sobre “Sprint Planning GTD para los objetivos del 2015

  • Jerónimo Sánchez

    Sin duda Samuel, los conceptos de Scrum son aplicables casi directamente a GTD. Pero lo que propones, o más bien, lo que suponen las reuniones Sprint planning en Scrum no es otra cosa que el núcleo de los que debería ser una revisión semanal de GTD bien hecha.

    Por tanto, no veo necesario introducir el concepto de Sprint planning en GTD, simplemente porque el concepto ya está en GTD.

    Buen trabajo Samuel, y sigue trabajando en el blog. ¡Me encanta! :-)

    • samuelcasanova Autor

      Hola Jerónimo.
      No me refería tanto a la celebración de una reunión periódica, sino al seguimiento de los objetivos.
      Imaginemos que tengo un objetivo para este año. En las reuniones semanales de GTD no debería hacer seguimiento del objetivo ya que solo llego a 3000 metros (proyectos). Me iría bien un espacio temporal (por ejemplo una revisión mensual) para ocuparme de ver si estoy consiguiendo acercarme a mi objetivo, si necesito crear algún proyecto nuevo o si necesito priorizar mis acciones en adelante porque me estoy retrasando. De la misma forma que en Scrum divido proyectos en Sprints de 2 semanas, en GTD dividiría objetivos en Sprints de 1 mes.
      Espero que haya quedado algo más claro, y si no ya haré un post aclaratorio como te comenté por twitter.
      El placer es mío, Jerónimo, me quedo más tranquilo de que alguien lee mis posts, y si es un crack de la productividad como tú, ya ni te cuento :-)