Ley de Little

Ley de Little aplicada a la productividad personal


En el mundo del trabajo del conocimiento se dice que la productividad es ser eficiente y eficaz a la vez, es decir ser capaz de hacer muchas cosas por unidad de tiempo, y a la vez que las cosas que haces son las correctas para generar resultados y acercarte a tus objetivos.

Me gustaría hacer algunas reflexiones sobre la primera dimensión, la eficiencia. Pese a que considero que una persona es diferente a un sistema o equipo y los principios que funcionan para uno no tienen por qué funcionar para otro, para ello utilizaré la Ley de Little, incluida en la teoría de colas de los sistemas. Simplificando mucho, esta ley dice que existe una relación entre el tiempo de espera de las peticiones que entran en un sistema, el número de peticiones que llegan al sistema y el número de peticiones que están esperando a ser completadas.

Ley de Little en productividad personal

Extrapolando al mundo de la productividad personal podemos expresarla de esta manera:

Ley de Little

La aplicación directa de la Ley de Little nos explica por qué la multitarea es una mala idea. La multitarea, o lo que es lo mismo el aumento de las tareas que estamos haciendo a la vez, nos perjudica directamente en el tiempo que tardamos en completar las tareas. Cuantas más tareas empecemos sin completar las que ya tenemos en curso, más vamos a tardar en completarlas. Además del efecto perjudicial evidente de tardar más en completar las tareas se produce un efecto bloqueo si trabajamos en equipo o si otras personas dependen de nuestro trabajo, ya que tienen que esperar más tiempo a que completemos nuestra parte. En general todo el sistema se ralentiza.

Siguiendo con la fórmula de Little puede parecer que si lo que hacemos es mantener constante el tiempo que tardamos en completar las tareas y doblamos el número de tareas en curso, estamos aumentando al doble el rendimiento. No es tan sencillo. Ese rendimiento depende directamente del tamaño de las tareas, por lo que para conseguir un efecto de ese tipo teóricamente deberíamos disminuir a la mitad el tamaño de las tareas. Esto explica por qué es una buena idea trocear tareas grandes en trozos más pequeños, al reducir el tamaño de las unidades de trabajo, contribuiremos a ser capaces de hacer más cosas en menos tiempo. Trocear también contribuye a evitar la multitarea, ya que al acabar antes es menos probable que comiences nuevas tareas.

Si combinamos las 2 opciones, disminuir el número de tareas en curso y aumentar el rendimiento mediante la división de las tareas en unidades de trabajo más pequeñas, estaremos reduciendo exponencialmente nuestro tiempo medio por tarea, esto es, estaremos disparando nuestra velocidad o capacidad de acabar cosas.

Ley de Little aplicada a GTD

Una de las pocas cosas que no me gustan de GTD es la práctica de no dejar ningún proyecto sin tarea asociada, supuestamente con el fin de que ningún proyecto quede parado. Esto rápidamente se puede malinterpretar como aumentar el número de tareas en curso.

Teniendo en cuenta las conclusiones que hemos visto anteriormente en el artículo, creo que es mucho mejor expresarlo de un modo distinto:

  • En primer lugar elige bien qué proyectos quieres priorizar, los no prioritarios por definición los dejaremos parados a propósito, nos queremos centrar en los estratégicos. Los estratégicos no pueden ser demasiados, priorizar significa descartar.
  • Crea las tareas para los proyectos estratégicos que quieres que avancen y ponlas en tu listas de tareas pendientes o en tu calendario para asegurarte de que las harás correctamente. Cuanto más pequeñas y atómicas mejor.
  • A la hora de ejecutar esas tareas minimiza el número de tareas en curso para ir más rápido. Enfócate si puedes en un solo proyecto y una sola tarea a la vez.

También te puede interesar...

GTD o como propulsar tu productividad personal en ... Después de introducir la gestión del tiempo en el post 1 y de enumerar los principios de ésta en el post 2, escribiré sobre la metodología de gestión ...
Reuniones efectivas y divertidas con Goal To Meeti... En una entrada anterior ya estuve hablando brevemente sobre las reuniones efectivas y productivas. Ya no hay duda, las reuniones son uno de los grande...
Mis contextos GTD, ¿quieres saber más? (II) En el anterior artículo "Mis contextos GTD" te expliqué que es un contexto GTD, para qué sirven y cuándo usarlos. También mencioné que tenía 2 grupos ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *