tecnica pomodoro tiempo

6 consejos para usar con éxito la técnica Pomodoro


Tanto si trabajas en un equipo de desarrollo de software como si estás de alguna manera al día en temas de productividad personal habrás oído hablar de la técnica Pomodoro. No me atrevería a llamarlo metodología de productividad, simplemente se trata de una técnica con unas reglas insultantemente sencillas que te ayudan a enfocarte y a dedicar tiempo de calidad y concentración a aquellas tareas clave que lo requieren.

La técnica Pomodoro

La técnica consiste básicamente en lo siguiente:

  • Divide las tareas en trozos de 25 minutos llamados pomodoros
  • Toma descansos de 5 minutos entre pomodoros
  • Cada 4 pomodoros toma un descanso más grande, de 15 a 30 minutos y vuelve a empezar el ciclo.

Como muchas otras cosas en productividad personal, los principios y reglas que dicta la técnica son simples, fáciles de entender y de sentido común. Pero eso no significa para nada que la técnica sea sencilla de aplicar ni fácil de hacer funcionar. Aquí van 6 consejos para abordar el reto de aplicar Pomodoro que debes tener en cuenta.

pomodoro-sketchnote

Sketchnote de los 6 consejos para usar la técnica Pomodoro

Quédate con los principios

En lugar de intentar aplicar a rajatabla las restricciones de la técnica utiliza sus principios y adáptalo a las circunstancias. Es posible que la tarea requiera un rato para “arrancar”, que hayamos pasado una mala noche, que estemos especialmente espesos, que haya mucho ruido a nuestro alrededor, que nuestro portátil le dé por ir lento, que sea última hora de la tarde, en definitiva mil cosas que van a influir irremediablemente en la ejecución de la tarea, por lo que mejor ser flexible y adaptarse en el momento.

Mejor que encajarnos nosotros a pomodoro es hacer lo siguiente:

  • Invéntate un “snooze” como el de tu despertador, es decir, extiende el pomodoro 5-10 minutos si lo crees conveniente y beneficioso. Tampoco te pases, hazlo como mucho 2 veces hasta un máximo de 45 minutos.
  • Adecúa también el tiempo de descanso al que necesites. Eso sí, nunca lo decidas en función de la actividad lucrativa que harás en ese descanso, es decir, no extiendas el descanso para acabar la partida de Candy Crush. Te irá mejor si decides el tiempo de descanso antes de empezarlo en función de cómo te sientas.

pomodoro

Levanta un muro contra las interrupciones

De nada sirve dividir el trabajo y programarse con Pomodoro si después cada 5 minutos te interrumpes o interrumpen. En lugar de dejar este aspecto al azar pon en práctica algunas estrategias anti-interrupciones como ponerte cascos que eviten el ruido exterior, apagar todos los notificadores, cerrar todos los programas que no vayas a utilizar, avisar al resto de compañeros de la mesa que no te molesten salvo urgencia y darle la vuelta al móvil. Si quieres más ideas para sobre cómo combatir interrupciones te recomiendo que leas a Berto Pena.

Además de todo esto, antes de comenzar un pomodoro revisa tu agenda para que el notificador de reuniones no te interrumpa lo que era un gran pomodoro.

Calma al inicio

El cambio de rutina al trabajar hará que los primeros días después de 2-3 pomodoros te vaya a explotar la cabeza. Es normal. Tómatelo con calma. No desesperes y asume que has estado trabajando con la CPU a tope durante un buen rato por lo que necesitas bajar el ritmo. Al igual que no te puedes poner el primer día de gimnasio a tope de kilos en todas las máquinas sin acabar agotado y sin ganas de volver a pisar un gimnasio en tu vida, esto igual. Si hoy te has cansado a los 3, mañana harás 4, y de aquí a una semana 6, etc.

Los descansos que sean de calidad

Aprovéchalos para ir al lavabo, estirar las piernas, rellenar la botella de agua, y todo lo que se te ocurra para evitar distracciones en el siguiente pomodoro. Puedes hacer cualquier cosa menos algo que te agote mentalmente todavía más, es decir, no aproveches para entrar el facebook o whatsapp, jugar a algún videojuego, o peor, leer el correo. Sal un poco, que te dé el sol, habla con otros humanos, come algo, ya tendrás tiempo de agotarte en el siguiente pomodoro.

tecnica pomodoro descansos

Planifícate teniendo en cuenta la técnica pomodoro

Si planificas tus días y tienes una lista de tareas, estima tus tareas directamente en pomodoros. Aunque sea internamente solo para ti, esto te ayudará a organizarte mejor. También te ayudará a saber estimar mejor. En el siguiente post tienes un ejemplo de cómo hacerlo.

Si te dedicas al mundo del software es muy posible que tengas que estimar tareas y proyectos. Tener la costumbre de estimar las tareas en trozos pequeños es una buena práctica, así que si tienes habilidad para estimar en pomodoros y tienes un cálculo de cuántos pomodoros eres capaz de terminar en un día cualquiera, tendrás una herramienta perfecta para acertar en tus estimaciones.

No utilices pomodoro con tareas basura

Pomodoro no es para cualquier tipo de trabajo. Si tu trabajo consiste en estar todo el día con tareas basura tipo correos, reuniones, charlas de pasillo, marrones varios y demás definitivamente pomodoro no es para ti. Si tu trabajo es un híbrido entre esto y un trabajo más planificado y estratégico, aplica pomodoro solo a estas tareas clave. Aprovecha las primeras horas del día (si eres más de tarde pues la tarde mejor) utilizando pomodoro y después deja el resto del día para ese otro trabajo sin control.

técnica de productividad

Conclusión

Si estás pensando en utilizar esta excelente técnica de productividad seguir estos consejos te ayudará a saber un poco más sobre a qué te enfrentas y a aumentar las probabilidades de éxito. Piensa en ese éxito como la utilización de la técnica en los momentos y tareas clave de forma regular, y no aplicarla de forma talibán durante las 8 horas del día.

Como todo proceso de cambio, no esperes que funcione todo a la primera y los resultados sean espectaculares el primer día, piensa más en un camino de mejora continua y una adquisición de un hábito que te ayudará a ser un mejor profesional.

Experimenta y pruébalo por ti mismo siguiendo estos consejos, estaré encantado de escuchar tus progresos y posibles dudas, te animo a ello.

También te puede interesar...

Video Productividad personal para equipos Scrum Te marchas agotado a casa con la sensación de haber avanzado cero hacia los objetivos del sprint. Tampoco parece que esos objetivos te convenzan del t...
Vaciar tu mente para ser más productivo En el pasado número 4 de la revista Productive Magazine se publicó mi artículo "Vaciar tu mente para ser más productivo". En este artículo me centro e...
Reuniones productivas Muchas veces la reunionitis o sobrecarga por tener muchas reuniones se asocia con la improductividad. Es lógico pensar que si te pasas el día de reuni...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *