trucos para acordarse de las cosas

7 trucos para acordarse de las cosas


Una de las principales razones por las cuales siempre me ha interesado el tema de la organización y productividad personal es mi falta de memoria. David Allen, autor del libro “Getting Things Done” y creador de la metodología GTD siempre dice que la mente no está diseñada para almacenar compromisos sino para tener ideas. En mi caso esta afirmación es totalmente cierta, es más, mi cabeza no está diseñada desde luego para almacenar nada, ya que a los 5 minutos soy capaz de olvidar cualquier cosa. En mi caso entonces, un sistema para guardar toda la información que me rodea se convierte en un instrumento de pura supervivencia.

Trucos para acordarse de las cosas

Cuando sabes que tu memoria te va a traicionar en cualquier momento, ni siquiera algo como GTD es suficiente. Por eso durante toda mi vida he intentado buscar todo tipo de trucos para acordarme de las cosas. A continuación os detallo algunos ejemplos:

Buscar alertas visuales y colocarlas en sitios estratégicos que voy a mirar

Esta es uno de los trucos que utilizo con más frecuencia por la sencillez y la efectividad que tiene. Consiste en detectar un asunto que debes recordar sí o sí y no tienes donde apuntarlo, pues no se trata de recordar algo complejo ni como referencia por si lo necesito, sino de recordar algo en un lugar o momento concreto.

Por ejemplo, debo recordar por la mañana coger la comida antes de salir hacia la oficina. Cuando todavía no tienes este hábito es muy común que en las primeras horas de la mañana no andes demasiado lúcido como para acordarte de algo así. Como sé que para ir a la oficina debo salir por la puerta de casa, lo que hago es colocar en la puerta algo que me recuerde que debo llevarme la comida. Es complicado poner el tupper directamente, pero puedo fácilmente colocarlo en una bolsa, o poner por ejemplo una manzana. Aunque mi comida no sea solo la manzana al verla en el picaporte de la puerta inmediatamente recordaré que debo coger la comida y me aseguro de que no saldré por la puerta sin ella.

trucos para acordarse de las cosas

Otro ejemplo parecido sería tener que recordar tomarte una pastilla después de desayunar. Como no tenemos ese hábito es fácil olvidarlo, por lo que puedo asegurarme de recordarlo simplemente colocando el blister con las pastillas encima del paquete de galletas o de lo que sea que desayune. Si eres tan olvidadizo como yo me aseguraré de llevarme las pastillas a la mesa de desayuno ya que soy capaz de despistarme durante el desayuno y seguir con la rutina diaria a pesar de haberlas visto justo antes de desayunar.

Uso de Post-Its

Un comodín cuando todavía no tenemos esta capacidad de inventarnos alertas visuales es utilizar Post-Its. Los Post-Its son efectivos en cualquier situación descrita anteriormente, ocupan poco, no ensucian y son asequibles. Por ejemplo, un Post-It en las llaves del coche me recordará que al salir del trabajo debo ir a comprar galletas. Cuando no sepas qué elemento visual poner, sustitúyelo por un Post-It.

Descoloca algo para hacerte recordar

Hay situaciones en las que no dispones ni de elementos visuales a tu alcance ni de Post-Its. Por ejemplo cuando vas conduciendo, en la cola del pan o mientras estás en el lavabo. En estos casos lo que podemos hacer es descolocar algo que sepamos que vamos a ver en breve, cuando tengamos la posibilidad de anotarlo o hacerlo.

Por ejemplo, si voy conduciendo y decido que el MP3 de música está desactualizado y convendría actualizarlo con nuevas canciones, podría quitar el MP3 y ponérmelo en el bolsillo, lo que me impediría seguir escuchando música, podría sacar un papel y boli e intentar anotarlo con el peligro que supondría para mi vida y la de los demás, o mejor podría coger algo de la guantera, por ejemplo un paraguas, y dejarlo en el asiento del acompañante, si puede ser apuntando en la dirección del MP3. De esta forma cuando aparque, veré el paraguas apuntando al MP3 y automáticamente recordaré que debo llevármelo a casa y actualizarlo.

Cuando se trata de asuntos más complejos o que no puedo ocuparme en ese momento, podemos emplear este truco también al menos para anotarlo. Por ejemplo si estoy en el lavabo y necesito acordarme de hacer una llamada importante lo que haré es darle la vuelta a la funda del móvil. De esta forma cuando regrese a mi puesto de trabajo no tardaré en darme cuenta de ello y recordaré que debo hacer la llamada.

A pesar de que no es un truco infalible, ya que en el transcurso entre que descolocar y te das cuenta puedes olvidar el asunto, sí que ayuda y es infinitamente mejor que dejarlo en manos únicamente de tu memoria.

Organízate mejor

Uno de los mejores trucos para no olvidarte de las cosas es evitar tener que recordarlas. Parece una tontería pero si te organizas mejor evitarás muchas situaciones incómodas y recurrentes que no hacen más que quitarte tiempo y energía.

Ubica sitios fijos para las cosas cotidianas que se suelen perder. Por ejemplo si continuamente pierdes las llaves, elige un lugar fijo para las llaves en casa y en la oficina, y asegúrate de dejarlo todos los días en ese sitio. Lo mismo con el móvil. Si se te traspapelan los papeles del correo, ubica en tu casa un lugar donde depositar tu correo hasta que lo proceses y lo archives o lo tires. Un ejemplo muy claro también son las facturas de productos que adquieres y que están todavía en garantía. Mantén todas las facturas vigentes en un único sitio para que de aquí a un año no tengas que remover media casa buscándola.

En el próximo post seguiré explicando más trucos como estos para conseguir liberar a nuestra cabeza de algo que sabemos que no es capaz de conseguir efectivamente y quedarnos tranquilos de que no olvidamos nada importante.

También te puede interesar...

GTD o como propulsar tu productividad personal en ... Después de introducir la gestión del tiempo en el post 1 y de enumerar los principios de ésta en el post 2, escribiré sobre la metodología de gestión ...
Reuniones efectivas y divertidas con Goal To Meeti... En una entrada anterior ya estuve hablando brevemente sobre las reuniones efectivas y productivas. Ya no hay duda, las reuniones son uno de los grande...
Mis contextos GTD, ¿quieres saber más? (II) En el anterior artículo "Mis contextos GTD" te expliqué que es un contexto GTD, para qué sirven y cuándo usarlos. También mencioné que tenía 2 grupos ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 ideas sobre “7 trucos para acordarse de las cosas

  • Maria Rosa

    Madre mía que identificada me siento!
    Toda la vida desarrollando técnicas para suplir mi falta de memoria, y muchas de estas las uso.
    Las listas y los recordatorios cisuales me salvan la vida! 😉

  • Josan Garcia

    Los artículos que hablan sobre la memoria me encantan 😀 Recuerdo unos examenes de ingreso que me tuve que preparar, y lo bien que me vino aprender mnemotécnica. Increíble luego la cantidad de datos exactos que recordaba: Nombres, fechas, lugares…

    Aún lo utilizo hoy para aprender inglés, por ejemplo.

    Te voy a coger la idea de los post-it. Porque sí, en mi GTD me anoto cosas. Y si bien lo reviso a menudo… hay veces que puede ser “lento” para ciertos recordatorios (como lo que dices de dejar de prestar atención a la carretera).

    Se me suele olvidar tirar la basura por ejemplo. Pues un post-it en la puerta: “tira la basura gamberro”. Sip.

    Lo que dices del correo, por ejemplo, yo tengo un sistema de archivos. Pero como ahora estoy sufriendo una ridícula crisis personal, lo que estoy haciendo es hacer algo como lo que dices: todo papel que encuentro, va al mismo montón.

    No es lo más práctico, claro. Pero desde luego es mucho mejor que dejar los papeles en cualquier parte, y luego poner la casa patas arriba cuando tires a buscarlo. Así, al menos, hasta que me organice chachi, sé que el papel que busco estará en ese montón.

    • samuelcasanova Autor

      Si no quieres dejar la casa llena de postits (porque si lo haces dejarás de prestarles atención) puedes sustituirlos por algo que te recuerde lo que tienes que hacer. Yo para el tema de la basura dejo el rollo de bolsas de basura sobre el pomo de la puerta, no tengo que escribir el postit y es imposible que me vaya sin acordarme.
      Lo del montón de papeles es solo temporal, es la fase de captura, despues es obligatorio revisar ese montón y decidir qué hacer con cada uno, si no el sistema no funciona y es un caos igualmente. Esconder la basura no hace que deje de oler 😉