Objetivo de Sprint

Objetivo de Sprint, ¿pero cómo?


La guía de Scrum dice que hay que tener un objetivo de sprint, pero, ¿Cómo es este objetivo de sprint? ¿No basta con completar todos los elementos del backlog de sprint? ¿Cómo de concreto o SMART tiene que ser este objetivo? ¿Puedo tener más de un objetivo de sprint? ¿Todos los objetivos implican un incremento de producto?

El objetivo de sprint según la guía Scrum

Cogiendo la guía de Scrum como referencia, vamos a ir aprendiendo por partes qué es esto del objetivo de sprint:

“El Objetivo del Sprint es una meta establecida para el Sprint”. Esto significa que tiene forma de una frase que servirá de meta y guía para el equipo durante todo el sprint. La idea es que cuando termina un sprint el objetivo se debería haber conseguido. El sprint se convierte entonces en una especie de proyecto, donde hay algo que hay que conseguir (el objetivo), con un inicio y un final. También habla de “una” meta, no de varias, y es que el objetivo del sprint debería ser una funcionalidad coherente, no un conjunto de elementos independientes.

“Que puede lograrse mediante la implementación de la Lista de Producto”. Existe una lista o pila o backlog de producto. El objetivo de sprint debería conseguirse implementando la parte alta de este backlog. Le da un sentido, un por qué a esa parte alta que se hará en el sprint.

“Se crea durante la Planificación del Sprint”. No es algo que haga el Product Owner a solas. Es algo que se construye colaborativamente entre todo el equipo Scrum en el Sprint Planning.

“El objetivo del Sprint brinda al equipo de desarrollo cierta flexibilidad con respecto a la funcionalidad implementada en el Sprint”. Entonces el objetivo del sprint no puede ser algo como “conseguir terminar todas las historias del sprint”. Debe haber un margen para el equipo, no es un alcance cerrado sino una meta. Sin embargo, si queremos que efectivamente sirva de guía, necesitamos que a la vez sea algo concreto, que sepamos con facilidad si lo hemos conseguido o no.

Objetivo de Sprint mini

“A medida que el equipo de desarrollo trabaja mantiene el objetivo del Sprint en mente”. En los dailies se comparte para ver cómo de cerca estamos de conseguir el objetivo. Implica por tanto que si durante el sprint hay cambios (algo normal y frecuente), estos no deberían afectar al objetivo del sprint. El objetivo del sprint por tanto se convierte en una herramienta para el equipo a la hora de decidir por ejemplo si asumen un cambio o si necesitan levantar la mano y negociar con Product Owner o stakeholders. Esto es muy útil porque responde a dos preguntas muy frecuentes en los equipos:

  • ¿Si nos piden algo a mitad de sprint tenemos que hacerlo? La respuesta es que el equipo decide, siempre sin poner en riesgo el objetivo del sprint.
  • ¿Tenemos que completar todos los elementos del sprint backlog? La respuesta es que no, que el compromiso es con el objetivo del sprint. El backlog es solo el medio para conseguir el fin.

“Un Sprint se cancelaría si el Objetivo del Sprint llega a quedar obsoleto”. Algo que nunca me ha pasado por ahora. Y es que es muy raro que en 2 semanas el contexto cambie tanto que el objetivo deje de tener sentido. Lo que sí que hay que cuidar es que el criterio de si es o no obsoleto sea algo objetivo, no subjetivo. Y es que si trabajamos con un Product Owner o stakeholders muy indecisos, o con “guerras internas”, o sin poder real para decidir, o en un entorno donde todo parece fuego, podemos esperar cambios de prioridades constantes que pueden llegar al equipo.

Objetivo de sprint sin incremento de producto

Otra cosa que debemos tener en cuenta es que un objetivo de sprint no siempre es una nueva funcionalidad en el producto. Básicamente puede tener 3 “sabores”:

  • Implementar una característica: Ej. Dejar una funcionalidad X en las manos del usuario
  • Mitigar un riesgo: Ej. Comprobar que el componente X da un rendimiento aceptable
  • Aprendizaje, validar una hipótesis: Ej. Probar si los usuarios aceptarán el nuevo login

Para iniciarnos en esto de crear objetivos de sprint inspiracionales y eficaces podemos utilizar la plantilla de Roman Pichler.

Conclusiones

En definitiva, si todavía no estáis utilizando el objetivo de sprint, te invito en tu siguiente Sprint Planning a reservar un hueco para hablar de esta potente herramienta. Una vez creado, mantenlo en un lugar visible en el espacio del equipo durante todo el sprint, sobre todo en las reuniones diarias. Finalmente en la retro validad si se ha conseguido este objetivo y si os ha traído todos los beneficios que hemos visto en el artículo. Y por supuesto, si te ha ayudado, compártelo con un tweet o comentario para inspirar a más gente a beneficiarse.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *