Feedback, qué es y por qué debes prestarle atención (Feedback Series I)

Feedback Series I

Hoy comienzo una serie de artículos sobre el feedback. Con esta serie pretendo hacer reflexionar sobre el uso limitado que le damos y el tremendo potencial que tiene como herramienta para la mejora continua de cualquier cosa: tus reuniones, informes, discursos, regalos, escapadas de fin de semana, ropa, corte de pelo, dieta, en definitiva virtualmente cualquier cosa. ¿Comenzamos?

¿Qué es el feedback?

“Hay tantas realidades como puntos de vista” Ortega y Gasset

El feedback es sencillamente contar con una perspectiva diferente a la tuya con nueva información.

Por defecto, nadie puede ver la realidad directamente. Solo tienes una perspectiva de la realidad, la tuya, con información parcial. Además de parcelada, contiene infinidad de filtros inconscientes tales como nuestras creencias, sesgos, experiencias, contexto, etc.

Para acercarte más a la realidad necesitarás contar con más de una perspectiva. Tu foto será más cercana a la realidad cuantas más perspectivas u opiniones juntes. Tanto el feedback positivo como el feedback negativo te permite aumentar en cantidad y calidad te percepción de la realidad.

Feedback que es 2

¿Para qué sirve el feedback?

Una visión ampliada de la realidad hará que tomes mejores decisiones. Ésta es la finalidad última del feedback, sumar una información más precisa para decidir tomar acciones y mejorar la situación actual.

Puede parecer una obviedad, pero este punto es sumamente importante. De nada sirve pedir feedback si después no haces nada con esa información. El feedback lo recibes, lo analizas y después buscas siempre disparar acciones para mejorar.

¿Cuándo usar el feedback?

Ahora ya sabes que no puedes acceder a la realidad solo, y que una forma de aproximarse es contar con más puntos de vista. Es tu responsabilidad buscar estas perspectivas adicionales.

De la misma forma, el resto de personas tampoco tiene este acceso a la realidad por sí solos. Sin embargo, es muy discutible que seas tú el responsable de hacer llegar al resto tu punto de vista para que cuenten con una mejor representación de la realidad. La razón es que la otra persona deberá estar abierta a escucharnos. Solo veo 3 situaciones en las que dar tu feedback a otra persona:

  • Tienes autoridad para ello, tu experiencia y know how te posiciona para dar feedback sin pedirlo
  • Te lo han pedido explícitamente
  • Pides permiso y te dicen que sí

Feedback que es 1

¿Y en qué contextos lo puedes usar?

Como ves, el concepto de feedback es mucho más amplio que dar tu opinión en una sesión de coaching o hacer un happiness door al terminar una reunión. Aunque está en la esencia de Agile y Lean, la verdad es que lo puedes aplicar a prácticamente cualquier aspecto que te interese mejorar.

¿No te lo crees? Prueba a imaginar cómo impregna el feedback a cualquiera de estos ejemplos:

  • Cualquier evento de Scrum
  • Planning Poker
  • Los radiadores de información
  • Las evaluaciones de desempeño
  • Aplicaciones como Happy Force o Kahoot
  • Una conversación con tu pareja
  • Cualquier encuesta
  • Las reviews de Amazon
  • La chapa que le das a tu hijo cuando no te hace caso
  • Cuando al finalizar un discurso no hay preguntas
  • La cara que pones cuando recibes una noticia

¿Cuáles te vienen a la cabeza a ti ahora mismo? Dedica 1 minuto a pensar en qué contextos o situaciones lo podrías aplicar hoy mismo.

¿Siempre es buena idea pedir feedback? A mí me parece que sí, siempre que se pueda. La mayoría del tiempo dejas de pedir feedback porque confías demasiado en tus habilidades y criterio. Actúas pensando que sabes, que puedes conocer lo que piensan los demás, que puedes predecir el futuro, etc. Y si recibes una información que no está alineada con lo que crees saber, la cuestionas o directamente la obvias.

Quizás te interesen unos cuantos sesgos conocidos de los que ni tú y yo podemos escapar:

Piénsalo. Una buena dosis de feedback te podrá ayudar en la mayoría de estos casos.

Conclusión

Si te tienes que quedar con una cosa de este post, yo me quedaría con la inquietud de que no tienes toda la información. Los demás tampoco. Solo el feedback nos acerca un poco más a ella.

Una vez eres consciente de la importancia del feedback solo queda buscar la manera de aplicarlo y después accionarlo. De eso irán el resto de artículos de la serie, de conocer cómo es el buen feedback o feedback de calidad, cómo construirlo, cómo recibirlo, y cómo accionarlo. En definitiva cómo sacarle todo el jugo.

Suscríbete a mi blog en el pie de página para no perderte el resto de artículos de la serie y sobre todo, ¡¡¡dame feedback!!!

También te puede interesar...

Meetup “Los secretos para una daily de pena&... ¿Es suficiente con responder a las 3 preguntas para tener una daily efectiva? ¿Crees que las dailies no aportan valor? ¿Piensas “uff otra vez da...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 ideas sobre “Feedback, qué es y por qué debes prestarle atención (Feedback Series I)

  • Esther

    Hola Samuel.
    Muy interesante el post. Me quedo con la sensación de que falta énfasis en la moderación. Me explico, dar tu opinión sin haber sido solicitada, no es dar feedback y por tanto, imponer al otro escuchar tu feedback (opinión) no es algo correcto.
    Particularmente me gusta la frase de “el feedback es un regalo que se puede aceptar o no, y no pasa nada”. Por tanto, no se puede/debe obligar a nadie a escuchar tu “feedback”.
    ¿Cómo lo ves tú?

    • samuelcasanova Autor

      Hola Esther.
      Sobre el tema de la moderación yo lo veo de esta manera:
      En lineas generales no obligaría a hacer nada a alguien que no quiere hacerlo. Pensando en el ámbito profesional, si debo dar un feedback a alguien que no está haciendo bien su trabajo y se niega, el menor de mis problemas es que no esté haciendo bien su trabajo y el mayor pasa a ser que no hay una relación de confianza y seguridad como para darle ese feedback.
      No hablaría en términos de correcto o no. Para que el feedback sea efectivo debe haber esa conexión y ese espacio de seguridad. Si ahora no existe lo primero es conseguirlo. Quizás solo es esperar a un mejor momento.
      El feedback de calidad no se expresa con una opinión. Está claro que siempre habrá una opinión detrás, si no no habría intención de dar feedback. Pero en la comunicación es más efectivo hablar en el plano de los hechos y las consecuencias y no en el de los juicios personales.